Guamúchil Digital

Paréntesis

 

                        Jesús Ontiveros (Noticias Guamúchil Digital)

 

En materia político-partidista Angostura se “cuece” aparte en Sinaloa.

En las últimas dos décadas, este municipio costero ha experimentado gobiernos de todos “colores y sabores”, alejados, eso sí, de las doctrinas ideológicas partidistas.

Se ha ejercido el poder y punto. Lo anterior no significa, necesariamente, un retroceso o estancamiento en materia de desarrollo.

Cada alcalde le ha impreso su sello muy particular. Unos con estilos que rayan en la locura y el populismo y otros con la pasmosa seriedad que no necesariamente exige tal responsabilidad.

Las administraciones han ido desde el Partido Revolucionario Institucional, pasando por el de la Revolución Democrática, alianzas entre Partido Acción Nacional, PRD y Partido del Trabajo, hasta actualmente el Partido Sinaloense.

Todo un laboratorio político, muy sui generis por cierto,

En cada elección constitucional la lucha por el poder se disputa con todo. No se da ni se pide cuartel. El “fuego amigo” es un común denominador.

En la víspera de un nuevo proceso electoral, los grupos ya se reacomodan. Ya surgen nombres de aspirantes o posibles pretensos a los distintos cargos de elección popular.

Los que se consideran más inteligentes planean posibles alianzas pero bajo la consigna de ser ellos los elegidos o quienes las encabecen.

Por el lado del Partido Revolucionario Institucional, y para la alcaldía, suenan los nombres de Alejandro Rivera Montoya, eterno y fallido aspirante.

Oscar Bojórquez Camacho, candidato perdedor, en caso de no afiliarse al Partido Sinaloense, con cuya dirigencia estatal ya habría tenido serios acercamientos.

Armando Castro Real, vitalicio dirigente cooperativista ribereño con cobertura nacional. Cerca del partido pero lejos de las bases. Lo persiguen los fantasmas del 2010.

Aglaee Montoya Martínez, joven entusiasta e inteligente, con aceptación entre los jóvenes. La equidad de género le podría favorecer.

Enrique Verdugo, actual dirigente municipal cenopista, con trabajo efectivo en la zona sur mediante el impulso al deporte y obra social.

Carlos Aguilar Madueño, ex presidente de usuarios de riego y actual suplente del diputado local, Silvino Zavala Araujo, lo cual lo posiciona como una fuerte carta tricolor, además de su buena aceptación entre los grupos de poder priista del municipio.

Mario Urías Cuadras, dirigente campesino. Lealtad al PRI a toda prueba y de amplio reconocimiento en las luchas sociales, principalmente del sector agrícola.

Estos nombres ya se empiezan a barajar en los corrillos y mentideros políticos del municipio, aunque habría que precisar que podrían surgir otros nombres de priistas con igual o mayor merecimiento para ser ungido.

En el Partido Sinaloense también hay nombres. La lista para la alcaldía  la encabeza el actual tesorero municipal y ex regidor, Alberto Rivera Camacho, hombre de todas las confianzas de Héctor Melecio Cuen Ojeda, dirigente estatal del PAS.

Luis Alberto Castro real, ex tesorero del Ayuntamiento y quien abandonó la nave del PRI en pleno proceso electoral anterior para sumarse al proyecto pasista.

Samuel Escalante Angulo, maestro universitario y amigo de Cuen Ojeda. Hoy es uno de los principales asesores de la actual administración.

Manuel Ceyca Camacho, asesor del alcalde José Manuel Valenzuela López y con trascendencia en el gremio magisterial opositor al tricolor, principalmente.

Arturo Ávila Atondo, gerente de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Angostura, también le apostaría a una candidatura pasista, aunque sus orígenes políticos hayan sido en Acción Nacional.

Por el Partido Acción Nacional se manejan los nombres del ex diputado local, Osbaldo Ávila Atondo, quien sustenta su fuerza política en el sector social de la pesca.

Rosy Rivera de Mascareño, actual regidora panista y ex candidata a la alcaldía, es parte importante del inventario albiazul que podría replantearse la posibilidad de volver a buscar la alcaldía.

En el Partido de la Revolución Democrática surge la figura de Juan Antonio Mejía Navarro, ex dirigente partidista, ex oficial mayor y actual asesor del diputado local, Efrén Lerma.

José Guillén Rentería, dirigente de la Cocyp, tiene el perfil para ser candidato perredista, incluso estuvo a pocos votos de ganar la diputación local cuando compitió contra Alejandro Rivera Montoya.

En el partido de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se menciona el nombre del arquitecto José Luis Beltrán Astorga, ex director de obras públicas y a quien se la ha visto muy activo en la promoción de Andrés Manuel López Obrador.

Obviamente podrían surgir más nombres de hombres y mujeres con sus aspiraciones legítimas, sin embargo por el momento estos son parte del inventario político del municipio.

Hagan sus apuestas.

Guamúchil Digital

Agregar Comentario

Comentarios recientes

    Categorías

    Región del Evora